Laboristas en Manchester y Gibraltar

La primera barrera para el acceso a la conferencia laborista es la interpuesta contra la amenaza del vehículo-bomba.


La segunda es la de los miembros de grupos que hacen campañas sobre algún asunto y reparten octavillas.

La conferencia se celebra en una reconvertida estación de tren.


En el interior, uno se encuentra en primer lugar con los puestos de organizaciones que quieren extender su red de influencia en el partido Laborista. Una presencia inflalible es la del Gobierno de Gibraltar.

Allí me encontré con el ex ministro principal, Joe Bossano, tan divertido como siempre. Me contó sus planes para 2013, por si alguien piensa que se va a jubilar. El patriarca del socialismo off shore teme que la crisis financiera puede provocar acuerdos internacionales para acabar con los paraísos fiscales, pero estaba contento porque la suspensión de los vuelos de Iberia entre Madrid y Gibraltar por falta de negocio elimina la a su juicio inaceptable intromisión de España en la soberanía de Gibraltar por el sistema acordado para el control de pasaportes como parte de la nueva política de colaboracion. Parece una comedia de puertas.

Bossano buscaba a los delegados del PSOE- estaba en la conferencia Juan Fernando López Aguilar- para darles “un abrazo fraterno”. Contaba que hace 22 años Elena Flores le dijo que el PSOE no podía permitir la admisión en la Internacional Socialista de su partido, porque lo de Gibraltar era cosa muy sentida en España y podía costar al PSOE un millón de votos. Para evitar ser la causa de semejante tragedia, Bossano aplazó su deseo. Y así sigue la Internacional, con los socialistas del país colonizador dentro y los socialistas colonizados, fuera.

Uno se da cuenta de que está cerca de los líderes por la decoración interior.

Y, desde la parte de atrás de la sala de la conferencia, se ve así.

Lo que ocurre en el interior del salón de conferencias de los partidos es ahora un ritual para ser consumido en la televisión. Pero las asambleas anuales han tenido sus momentos divertidos. Éste es el paseo triunfal de Neil Kinnock, cuando fue elegido lider, en 1983.


Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.