Segmentos estivales

Aquí arriba, el globero con su sobrino Javier- el globero es el de la derecha, aparentemente con tetitas, el que no parece estar bebido- atravesando el parque de Osterley en skyride, una ocupación ciclista de calles y senderos que se organiza en diversas partes del país y que patrocina, entre otros, el alcalde de la ciudad.

Si observan la foto, en la parte inferior izquierda pueden ver el pliegue de la camisa del gordo que salía en primer plano. Me ha llevado un rato entresacar nuestra borrosidad.

Los organizadores sacaban fotos, que luego se descargan en línea, pero debimos parecerles un objetivo harto difuso.

Otra iniciativa de promoción de la vida en sociedad son los almuerzos compartidos con los vecinos de tu calle. A ésa no me apunto ni loco.


Aquí abajo, la ‘summer house’- es decir, la chabola- que construyó el alcalde, Boris Johnson, en la terraza de su nueva casa del barrio de Islington, cuyo ayuntamiento le ha obligado a desmontarla, tras las quejas de los vecinos. ¡Qué vecinos!



Foto extraída de ‘The Guardian’, que la atribuía al ‘Daily Mirror’

Un portavoz del alcalde dijo que Johnson “agradece el consejo del ayuntamiento”. ¡Ah, los ingleses y su uso del lenguaje!

Pero lo que disfrazan los manierismos es esto. Johnson, en un partido de fútbol, amistoso, contra políticos, famosos y ex futbolistas alemanes. Reitero, amistoso.


Tengo cita este mes para dar el primer paso en una serie de pruebas, análisis y seguimiento de mis constantes y de la evolución de mi salud para Biobank, un estudio que me parece muy ambicioso y sensato de la salud de los residentes en este país y de los factores que influyen en ella.

Fui elegido en una muestra aleatoria- eso espero- y la participación es voluntaria. ¿Cómo podría negarme? Cerca de 350.000 personas que hemos recibido la carta y la invitación ya hemos aceptado participar como voluntarios.


Esto tiene sentido. Lo mires por donde lo mires- Juan, que suele escribir aquí, me lo explicó hace mil años- la economía de la propiedad del automóvil es absurda. Pertenecer a un ‘carclub’, a un club de automóviles, ahorra dinero y engorros.

Y quizás resuelve, no lo sé, tengo que mirarlo, el problema que se plantea cuando nuestra hija mayor tenga pronto su carnet de conducir. A los jóvenes de su edad las compañías de seguros les piden dos mil euros anuales por la póliza. Es tan injusto.


Música que he descubierto recientemente.

Sophie Hunger. Rise and Fall. 2008.


Música que impusimos a nuestros tan queridos padres.

Bob Dylan. Like a Rolling Stone. 1966.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.