Bricolage casi noticioso

Me he dado esta noche una vuelta por la asamblea- ésta es organizativa, me ha dicho una dulce indignada- de los indignados de Londres, que tienen pinta de todo salvo de indignados.

- ¿A que estamos mejor estructurados?- me ha dicho mi amiga C.

Es verdad. No sé cómo será en otros lugares, pero aquí han creado comisiones, talleres, asambleas organizativas, asambleas españolas e internacionales, escriben actas de sus reuniones y recuerdan los consensos a los que llegaron para no desviarse del curso colectivo… Se reúnen los miércoles, en comisiones otros días, los sábados y domingos en asambleas y talleres.

Van dando forma a una fuerza política y social, posiblemente la más numerosa en Londres, donde el PP tiene muchos más afiliados que el PSOE, pero no creo que lleguen a tantos.

Discuten sobre los procedimientos para llegar a nuevos procedimientos: más asambleas, debates sobre el contrato social (no me he atrevido a preguntar si era el de Rousseau), talleres de percusión para dar vistosidad a sus actos,… Aún no saben qué quieren pero avanzan hacia algún lugar.

———————————————–

Arde Fleet Street. Arde New Scotland Yard. Arde el Parlamento. Bueno, no llega a tanto, pero el escándalo de las escuchas por el News of the World ha tocado fibras sensibles.

Un día, un amigo de los viejos tiempos me dijo: “Lo que he comprendido en estos años es la importancia de los sentimientos en la política.”

Arde London, qué va, porque periodistas escuchaban los mensajes dejados en móviles de niñas muertas. Lo de los vivos es siempre más leve.

Ustedes supieron of course de todo el tinglado de hoy antes que el resto de los mortales en este globo. ¿Sabremos ahora la verdad? Sigo creyendo que no.

————————————————

Sandy Shaw. Un Tout Petit Pantin.

————————————————-

Muy interesante artículo sobre la destrucción de la industria del ferrocarril en este país. La transición desde el Glasgow que era ‘locomotora del mundo’ al Derby donde se despide a 1.400 trabajadores en una firma canadiense, Bombardier.

Dicen los autores del artículo que la adjudicación de los trenes para una gran línea británica a una firma alemana- como ‘el enfermo de Europa’ se describía aquí a la economía alemana hace cuatro años- se debe a que London, que aún no arde, adjudica siempre sus contratas al postor de menos coste, medido el coste solo por los números que aparecen en la parte de abajo, en la última página, de los presupuestos de las empresas que pujan en concursos públicos.

La matemática espuria de David Ricardo dañando el tejido social, que los ingleses llaman fabric, de un país en el que los tories que purgó Thatcher, y con quienes ni los laboristas comulgaron, ya advertían de los peligros de la ideología.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.