La exportación española del momento

 

Queremos invitar a B. y a su novio, J., pero no hay manera. B. trabaja ahora en un gran centro comercial atrayendo a clientes a una de las tiendas, una droguería.

La cambian de un centro comercial a otro con un día de antelación. Y va yendo de este a oeste, con largas jornadas y confundida sobre cuándo terminará la jornada o tendrá un día libre.

J. trabaja en un restaurante y a él le dicen el lunes qué día de la semana librará. Lo tienen complicado para quedar ambos y es aún más lioso acercarse a nuestra casa, que está lejos.

A C. desde que ha logrado colocarse por seis meses en lo que le gusta, gracias a una beca- porque no le pagan en el trabajo-, la familia con la que vive y para la que trabaja de au pair desde hace dos años le reprocha que ya no se dedica tanto a sus hijos y a las tareas adicionales de la casa que no debiera hacer.

Si ustedes pasaran un rato con C. tendrían la convicción, la misma que yo tengo, de que el reproche de la familia es injusto, que efectivamente se despierta ahora más temprano para hacer las tareas, que cumple como antes con los niños.

Trabaja todos los días y está feliz.

J. C. ha enviado ya decenas de currícula y sigue buscando algún trabajo que tenga que ver con lo suyo. Quizás le está llegando la hora de decidir si se queda, si acepta trabajar en un centro comercial o de camarero en un restaurante, y si puede dedicar el poco tiempo libre que le quede para sobreponerse al cansancio que provoca esta ciudad, tan dura cuando no tienes dinero, y escribir algo y enviarlo a algún medio que no le pagará.

Son tres casos de esta semana de los jóvenes españoles que están viniendo a miles a Londres.

—————————————

Bob Dylan. Workingman Blues.

Enjoy the weekend.
 

 

 

 

 

 

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.