Cancionero variado

 

Velada fantástica en la residencia del embajador de Israel en torno a David Broza. No le conocía.  Tampoco conocía a P. y salimos de allí admirados ambos de la fuerza de este hombre y de su capacidad de absorción de diferentes culturas.

Canta en español como si fuera un cantautor, o melodías que suenan más influidas por el levante oriental , se transforma luego en un cantante de country & western.

El embajador Trillo llevado por el ensimismamiento pronunció un discurso muy español, rematadamente español, con Sefarad en el centro de todo y Broza encarnando inevitablemente el espíritu de Sefarad.

El cantante, viajero perenne por España, amigo de Serrat y de Pablo Guerrero, dejó pasar un buen rato pero entre dos canciones puntualizó que sí, que muy bien y muchas gracias, pero que él es asquenazí.

Ha llevado canciones españolas al público de Israel, ha compuesto canciones en hebreo, pero me llamó la atención que, en su último disco, en el que refleja su trabajo en campos palestinos y con músicos palestinos y su afán de unir a la gente con voces e instrumentos musicales, usa el inglés.

Hablé con uno de sus músicos sobre el asunto y nos lo pasamos bien especulando sobre si el uso del inglés es un buen comienzo para dar credibilidad o fuerza hoy a un mensaje de paz en Israel o Palestina. Broza atendía a la cola de fans… Pregunta pendiente.

Mitachat Lashamayin

Y la letrilla.

————————————————

Aquí solemnemente declaro que otra P. y yo permanecimos el otro día sentados en nuestros asientos, únicos entre un público de jubilados alemanes y nórdicos que, puestos en pie, movían sus brazos artríticos y meneaban sus caderas postizas al ritmo de Let it Be, en el musical del mismo nombre. Si les hubiesen dejado meter mecheros, hubiese ardido el teatro Savoy y nosotros, risueños, en él y con ellos.

Adorno, Benjamin o Juan Cueto habrán escrito algo sobre experiencias artísticas tan indirectas. Cuatro actores con apariencias físicas que evocan a The Beatles y maneras musicales falsas aunque convincentes parodian un concierto de grandes éxitos.

Es estupendo. Intenté sin éxito al día siguiente convencer a una amiga para que se convierta en impresaria y monte una gira de este musical por todos los pueblos de España. E Italia.

Pero una cosa es que esto sea bueno para la salud de los jubilados alemanes y que disfruten mucho las gentes humildes que visiten Londres con ganas de sentir ahora los sesenta y otra cosa es sumarse a ello.

Twist and Shout.

 

 

 

 

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.